Gilberto Alegre: “Si no somos capaces de reconocerlo no podemos cambiarlo”

El Intendente de General Villegas se refirió al estado general de algunos barrios de la ciudad cabecera y fue autocrítico. Además, llamó a los vecinos a tomar conciencia de la responsabilidad de cada uno respecto a la comunidad en la que vivimos.

Ante el comentario de una persona que se quejaba de que “el ex intendente Campana dormía siesta porque nunca pasaba el regador por su barrio” y comentaba “que el actual intendente también duerme la siesta porque pasa lo mismo” Alegre dijo: “Yo me quedé con esa inquietud, fui a ver y realmente el problema no es solamente el regador, es todo. Es horrible como está ese sector de la ciudad”.

“Recorrí toda la ciudad y en otros lugares la ciudad se ve mucho más linda, más ordenada”, aunque insistió en que “en esta época con las lluvias se ven algunas falencias para solucionar.”

Asimismo, consideró que “en el barrio Atardecer hay construcciones muy lindas, gente que tiene aspiraciones y apunta a ser un barrio de trabajadores de clase media, pero el que está fallando es el Municipio”.

“Muchos dicen que la gente es sucia, pero en este caso el sucio es el municipio, porque es el que tiene que ir a levantar la basura y uno ve que hay basura tirada por todos lados. Entonces no es así. ¿Y cómo hace la gente con la basura? Tiene que esperar que pase el recolector y el recolector no pasa”, reflexionó.

En este sentido comentó que “se ve el pasto alto, calles abandonadas con agua, pozos. Horrible. Eso es parte de la administración. Entonces eso me preocupa mucho y voy a ir conversando para resolver ese sector de Villegas”.

“La ciudad se ha hecho muy grande, estamos trabajando mucho en el área central de General Villegas y no estamos siguiendo la periferia. Tenemos que ver cómo hacemos para que el Municipio esté presente en este lugar”, aseguró.

El intendente señaló que “hay un principio en derecho administrativo que dice que el poder está siempre al lado de la plaza. Frente a la plaza está la Municipalidad, la policía, la escuela y todo el centro del poder está ahí. A medida que la ciudad se expande, va disminuyendo la presencia del poder.  Entonces, cuando nosotros llegamos muy a la periferia, el poder no está, no existe, no existe ni para el poder ni para la gente y esto es malo para los chicos, para todo el mundo.”

A modo de conclusión comentó: “Nosotros vemos en los pueblos que la gente se queja. Esa parte de Villegas está peor que cualquiera de los peores pueblos que hay en el Partido que son maravillosos, porque hay una comunidad que se preocupa. Acá realmente no hay una comunidad que se preocupe y un gobierno que está ausente”.

“Me quedé muy preocupado con el comentario y aproveché para poder reforzar esta opinión, porque durante el gobierno de Campana, critiqué mucho eso y ahora tengo que tener la capacidad suficiente para hacer una autocrítica y ver cómo se hace para revertir ese proceso”, finalizó.

Add Comment

Click here to post a comment